Día 11 Abel Tasman National Park – Takaka – Farewell Spit

Publicado: 11 de mayo de 2012 en Uncategorized
Etiquetas:, , ,

Para mí, uno de los días más espectaculares del viaje: mar, océano, montañas, bosque selvático, llanuras… y de repente, Farewell Spit.

Cierto es que estuvimos encantados con la excursión, pero como buenos domingueros algo nos tenía que ocurrir… y es que por un lado se nos olvidó coger una esterilla para dormir (aunque dormimos la mar de bien, el espíritu backpacker se empezaba a apoderar de nosotros!) y por otro no cogimos comida suficiente. En realidad contábamos con una lata de espaguetis precocinados para la comida, pero estaba tan asquerosa que era imposible tragarse eso… nos salvó una barrita que encontré en la mochila que llevaba para esquiar…

No puedo dejar de contaros que esta excursión ha sido de lo mejor del viaje, y lo que más nos ha sorprendido ha sido la arena de este lugar, con un color anaranjado brillante, y finísima… playas kilométricas vacías escoltadas por un bosque espeso, un mar tranquilo y azul, naturaleza en todo su esplendor.

Una vez llegamos a tierra firme, solo pensábamos en recuperar fuerzas. Así que una vez más consultamos la Lonely y curiosamente aparecía el pequeño pueblo en el que nos encotrábamos: Takaka. Y casualidades de la vida era el mejor sitio donde se podía comer. Aparecimos en un restaurante ecológico cuya especialidad eran las pizzas y las tartas caseras… madre mía cómo nos pusimos de comer! además del hambre que teníamos la alegría era doble porque llevábamos 15 días comiendo sandwiches de atún… aquello fué maravilloso. Encima nos atendió una chica que me recordó mucho a una amiga de National Park, no había pasado una semana desde que me despedí de ella y ya la echaba de menos. Mi querida Martina y mi querido Tomás, os llevaré siempre en el corazón. El restaurante se llama: Dangerous Kitchen (canción de Frank Zappa)

Después de la merendola y con los estómagos contentos, pudimos contemplar la maravilla de lugar en el que nos encontrábamos. Takaka es la frontera entre el parque nacional de Abel Tasman y Golden Bay, donde se situaba nuestro siguiente destino. Takaka se encuentra en un valle, en mitad de una llanura que llega hasta el infinito. El paisaje no era tan salvaje como el de Abel Tasman, había bosque pero se veía más accesible, además, los pastos han invadido la zona, dando lugar a praderas verde clorofila y ganado por doquier.

La comunidad local de artistas bohemios y tipos barbudos y con rastas conviven en armonioso equilibrio con los rudos granjeros y pescadores.

Continuamos hacia nuestro destino. Una vez dejamos atrás la llanura aparecimos en una carretera costera, y de repente nos dimos cuenta sin saberlo que estábamos llegando a Farewell Spit. El km de arena mojada de la playa indicaba que las mareas en este sitio eran bestiales. La nada. Arena y mar.

Buscamos un sitio apartado para Mitchu y nos fuimos a dormir pronto, había sido un día agotador físicamente y mentalmente.

El siguiente post prometo que os gustará mucho, por lo menos para nosotros fue un día mágico, pero eso ya es otro post.

Anuncios

¿Cómo te quedas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s