Archivos para marzo, 2012

Primer día en la isla sur. Como todos los días, nos levantamos a las 7 de la mañana, esta vez en Picton, nos tomamos el desayuno que nos tenía preparado el hostal y carretera y manta. Aunque antes de continuar con el viaje, creo que es el momento oportuno de hablar de las secadoras en Nueva Zelanda. En este país es normal que de la misma manera que las cocinas de los hoteles son comunitarias, también lo son las lavanderías.

Tu pides en recepción 1 moneda (se llaman token) para la lavadora y otra para la secadora, además por otra moneda te dan jabón, así no tienes que ir cargando con el detergente y el suavizante… es una buena iniciativa, pero sobre todo en el caso de las secadoras, nunca funcionan correctamente, aunque antes de darle al “on” les limpies el filtro es una lotería que te sequen la ropa. En esta ocasión no tuvimos suerte, la ropa salió calada, y a pesar que la tuvimos toda la noche enfrente de nuestra estufa de aire y extendida por toda la habitación, cuando hicimos la maleta continuaba húmeda… en fin, por lo menos olía mejor que cuando la metimos a la lavadora… para compensarlo “nos perdonaron sin querer” 20$…

Bueno, teníamos por delante 160 km de carretera hasta llegar a Kaiteriteri, que era nuestro destino. Por el camino teníamos para obligatoria en Nelson y Motueka. El camino hasta Nelson es precioso, una vegetación apretada de color verde fosforito mezclada con cultivos infinitos de viñas. Esta región se llama Marlborough y es famosa en el mundo entero por sus vinos, concretamente por su Sauvignon Blanc. A lo largo del camino vimos numerosas bodegas que ofrecían degustaciones, catas y visitas, lo cierto es que era un plan tentador pero siendo unos backpackers como éramos no podía ser…

La visita a Nelson fue breve pero intensa. Esta ciudad es una de las más pobladas del país y la verdad que se entiende porqué. Tiene una playa larguísima de arena fina y dorada desde la que puedes ver los picos nevados que flanquean la costa. Lo más interesante es que Nelson posee un microclima especial, sus días soleados y sin viento hacen que sea el lugar de veraneo de muchos kiwis. ¿Qué más tiene de especial esta ciudad? Para los devotos del SDLA es parada obligatoria, ya que aquí se encuentra la joyería que creó los anillos de la película! Allí los tenían todos expuestos, incluido la versión para Sauron que era enorme!! Qué emoción…

Bueno, también tiene un barrio muy curioso donde están las casas originales de cuando solo era un pueblo de pescadores. Son unas casas bajitas y de colores, muy pintorescas. Por cierto, aquí también tienen Comando Ganchillo como podréis ver en las fotos: farolas, fuentes y bicicletas, todo bien bordado.

También aprovechamos para comprarnos una botellita de vino blanco de la zona con los 20$ que nos ahorramos en el hostal  🙂

Como ya se nos hacía tarde nos volvimos a echar a la carretera… hasta que 10 km después nos dimos cuenta que nos habíamos dejado la Lonely Planet en la vinoteca, así que volvimos a buscarla! Sin la Lonely no éramos nada!!

Cuando llegamos a Motueka, hicimos una parada técnica para estirar las piernas y aprovechamos para visitar la playa y el paseo marítimo. Aquí tuvimos nuestro primer encuentro con nuestros amigos de pico naranja 🙂

Al atardecer aterrizamos en Kaiteriteri, justo para darnos una vuelta y buscar el camping. Este pueblo es la puerta de entrada al Abel Tasman National Park, donde nos esperaba una excursión en kayak marino, pero eso ya es otro post.

Anuncios

Día 8. Ferry Welly – Picton

Publicado: 29 de marzo de 2012 en Uncategorized
Etiquetas:, , ,

Último día en la isla norte, último día en la ventosa Welly. La emoción de llegar por fin a la isla sur era grandísima, no sabíamos qué nuevas aventuras nos depararía esta parte de Nueva Zelanda, totalmente desconocida para nosotros. No sabíamos dónde íbamos a dormir, qué íbamos a visitar, ni nada de nada… menos mal que teníamos a Michu, la Lonely Planet y 3 horas en barco por delante para decidirlo. Una cosa teníamos sí clara, necesitábamos una ducha y poner una lavadora…

Las últimas horas en Wellington las pasamos en su mayoría en una biblioteca pública, magnífico edificio en mitad del centro financiero del país. La primera planta, como no podía ser de otra manera, la ocupaba un bonito café lleno de pasteles y sándwiches. Aprovechamos el wi-fi para ver si encontrábamos algún comprador para Michu…

Cuando llegamos al puerto nos tocó esperar un par de horas, el barco salía con retraso. Estábamos nerviosos, ya que la travesía Welly-Picton es de las más turísticas del país, cabía la posibilidad de ver cetáceos, albatros y además finaliza una vez atravesado el fiordo de Picton, uno de los más visitados del país.

Desafortunadamente hubo una densa niebla durante la mitad del trayecto, así que no vimos cetáceos ni pájaros. Pero el fiordo de Picton resultó ser espectacular, un entramado de islas e islotes que dejaban a duras penas camino a nuestro Interislander. Aquí pudimos ver delfines, granjas de peces, gente haciendo todo tipo de deportes acuáticos, y villas en mitad de acantilados, rodeadas de bosque impenetrable: sus habitantes sólo podían acceder mediante transporte acuático. Un espectáculo de la naturaleza, para variar.

Picton es pequeño pueblo de pescadores convertido en “turístico” desde hacía poco, ya que es el principal puerto de destino de los ferrys de la isla norte junto con Nelson. El pueblo en sí es un poco feo pero los alrededores son de postal. Desde casi todo el pueblo podías ver parte del fiordo así como las montañas que lo rodean. La vegetación ya se veía diferente, más verde, más salvaje.

Tuvimos mucha suerte con el hostal que encontramos, era muy curioso, lleno de colorines, muy cuidado, muy limpio, y además nos dieron una habitación enorme para los dos y un desayuno riquísimo a la mañana siguiente gratis! a veces se agradecía cambiar la Nutella y el café de botella por una buena tostada de mantequilla y mermelada y un té recién hecho.

Nueva Zelanda, destino Isla Sur

Publicado: 27 de marzo de 2012 en Uncategorized

Cuál ha sido mi sorpresa, cuando después de 3 meses sin abrir el blog me he encontrado con que el mes de marzo ha tenido 300 visitas!! y como no terminamos adecuadamente de contar el viaje, me he prepuesto terminarlo. Mañana señoras y señores os contaré cómo fue la experiencia SUR .